Qué hacer con la Amiga mala de tu hija

Qué hacer con la “Amiga mala” de tu HIJA? a los 13 años, en una edad muy difícil como es la Adolescencia.Me escribió una madre de Familia, sobre un grave problema que tiene su única Hija.

Aquí te comparto la historia del problema de su Hija y  lo que le aconsejé, con el fin de que tengas más ayuda en la crianza de tus hijos.

Historia del Problema de la Hija de una Madre.

“Estimado Pablo, realmente escribo con la esperanza de que usted lea mi

mail.

Quiero expresarle que Dios ha obrado un milagro en mi vida y en

mi corazón de madre que hasta hace no mucho estaba muy temeroso,

inseguro e inestable.

Ha sido un camino doloroso y largo, pero la luz del Señor y su perspectiva me esta permitiendo, humildemente y cada día, ver todo desde una óptica diferente.

También Él esta obrando, como tanto se lo he pedido, en el corazón de mi pequeña pero querida familia de manera que todos estamos viviendo en mayor armonía y paz,

Lo que hasta hace unos días parecía algo imposible.

Sus artículos y palabras han contribuido mucho en ese propósito de Dios en mi vida.

Desde luego mi prioridad es el maravilloso regalo que Dios me ha entregado hace 13 años. Mi preciosa, amada y única hija.

Se que ir de la mano de nuestro Señor me permitirá este transitar

por la adolescencia de mi hija con mayor seguridad, pero ciertamente

cada día es un desafío.

Necesito orientación en relación a este tema:

NO ME GUSTA UNA DE LAS AMIGAS DE MI HIJA, PRECISAMENTE LA QUE ELLA

LLAMA SU MEJOR AMIGA.

Usted se preguntará por qué y yo también trato de responderme a

esta pregunta:

Mi hija llegó a poner al nivel de la idolatría a una banda juvenil

de muchachos hasta que un día una acción de ellos la decepcionó

mucho…

y.. dio el gran paso de guardar todo lo que representaba de ellos

en una caja que llamó “la cápsula del tiempo” para abrirla cuando

tenga 80 años y recordar cuánto los había amado, decidiéndose a

pensar más en Dios y dejar de centrarse en estos chicos que se

habían convertido en su centro y su razón de vivir.

La amiga, igualmente fan del grupo, no ayudó a que la mía termine

de dar ese gran paso en su crecimiento personal y más bien la jaló a

leer novelitas en el internet sobre ellos, escritas por otras

chiquillas,…..

… donde antes de empezar cada una pone su nombre y son las

protagonistas de las historias de amor, traición, celos y venganzas

de lo más adictivas y retorcidas en cuanto a valores.

Le prohibimos su padre y yo que leyera este tipo de literatura

barata porque además su caracter comenzó a tornarse agresivo,

malhumorado y también muy retraido.

También comenzó a confundir la realidad con la fantasía.

Sus charlas eran sobre “su vida” que era la que vivía en esas historias y ha afirmar que su vida real era un asco, que no creía en Dios y que lo odiaba.

A la amiga le hice conocer, delante de mi hija, sobre la prohibición de su padre y mia, pero ahora resulta que las dos hablan por teléfono durante horas porque la amiga inventa las historias, o

sea se ha vuelto un libro parlante,…

… donde desde luego mi hija y ella son las protagonistas de unos entuertos amorosos.

La mia también aporta en mucho en ese mundo de fantasía.

Muy aparte de la contaminación y perdida de energía y tiempo en

palabras sin sentido que ocupan el tiempo de estas dos criaturas, me

disgusta que la niña es co dependiente de mi hija o al revés, no se

si es el término adecuado.

La llama o mensajea por el celular todo el  tiempo y hablan horas.

Cuando le digo que ya es hora de que corte, se lo comunica a la amiga y la amiga dice algo así como “pero si es viernes” y mi hija me lo repite y no corta, haciendo más caso a la amiga que a mí.

Su papá igualmente le recomienda que no hable tanto, haciendo la mayor parte de las veces caso omiso.

(Entre paréntesis comentarle que el hermano adolescente de la

amiguita se ha suicidado),

Yo se que la amiga necesita mucho soporte emocional pero esta demandando demasiado de mi hija quien afirma que su única amiga es ella y se retrae regularmente del resto de sus compañeros y de su propia vida que no creo que sea un asco, como decía hasta hace no mucho.

En cuanto a la disciplina, mi esposo tomo las riendas indicándole que

si su mal comportamiento seguía, se le quitaban los privilegios (ella

cambió mágicamente con sólo esas palabras de parte de su padre, no

eran las que yo hubiera deseado exactamente que le dijera, pero

funcionaron).

También el teléfono está cortado para llamar y mi esposo no lo

pagará hasta que Samanta haga buen uso de él.

Por supuesto se siente molesta por esta situación.

 

EL CONSEJO QUE NECESITO VA EN ESTE SENTIDO: He pensado hablar con la

madre de la niña para contarle un poco los antecedentes,…

… propiciar un encuentro personal entre ellas de varias horas, una pijamada por ejemplo, para que “agoten” de una vez por todas el tema de la novela

de sus vidas y a partir de ahí se concentren en su presente y sus

vidas reales que puede que sean “un asco” o probablemente no tanto.

También he pensado hablar directamente con la amiguita ¿?

Algo más, probablemente vuelva al colegio de mi hija… eso ya lo

dejo en las manos del Señor… si eso contribuirá en la edificación

de mi hija y en sus propósitos.

Amén y si no Él verá qué hará para que no ingrese al colegio.

En cuanto a mi y mis egoistas recursos humanos… ¿Corresponde que

haga algo para marcar la cancha en esa amistad o sólo empeoraría las

cosas?

Por favor respondame porque cada día que pasa es importante y me

angustia.”

Un abrazo y que Dios lo bendiga.

Mónica

______________________________________________________________________________

RESPUESTA

Hola Mónica.

Después de leer el Mail y comprender tu Situación te cuento lo siguiente:

Yo también tengo a mi Elenita de 13 años.

Está en la edad más dura, la de la adolescencia.

Gracias a DIOS, ella tiene el TEMOR REVERENTE hacia DIOS y hacia Mí como

el Padre que Soy.

Según un Profesora del Colegio, los compañeros de su aula abusan de las chicas besándolas a la fuerza, la mayoría de chicas accedieron y se me dio a

entender que a mi Hija Elenita también.

Entonces apliqué la AUTORIDAD como PADRE, y le indiqué a mi Hija Elenita
que no importaba si había sido “besada” por uno de los compañeros de forma
abusiva.

No importa caer o fallar, lo que importa es saber levantarse o rectificar.

Lo que le ADVERTÍ fue:

Que en la próxima vez que la Profesora me indicara que Elenita admitía que

le “besen” , inmediatamente le cambio de colegio, perdiendo relación con

las compañeras y amistades que sí lo tiene en aquel COLEGIO.

Cómo mi hija ya cree en mi AUTORIDAD como PADRE, ella se hizo RESPETAR
ante los compañeros, y no admitió, ni admite que le “besen”.

Qué es lo que quiero transmitirte?

Que no debes conversar con la Madre de la “amiga” de tu Hija, porque la va
a defender a su hija, como cualquier Madre.

Vas a perder tiempo en acudir a la Madre de la “amiga” de tu Hija.

Por más buena persona que parezca la Madre de la “amiga” de tu Hija, no
debes CONFIAR en el SER HUMANO.

Si no CONFIAR en la PALABRA de DIOS.

Es SOSTENER e INCREMENTAR tu AUTORIDAD y la del PAPÁ con tu HIJA.

El SER HUMANO lo que más desea es AMOR INCONDICIONAL.

Además tu Hija se va a sentir de lo más “manipulada” si acudes a conversar
con la Madre de su “amiga”.

Lo único que conseguirías es REBELDÍA por parte de tu Hija.

Dale la oportunidad de que ella experimente el AMOR y la AUTORIDAD de sus
PADRES.

Sé cómo se siente una Madre, no quiere que “sufran” los hijos, pero es bueno
que sufra por tu AUTORIDAD y tu AMOR, antes que sufra por la continuidad
de la amistad con la “amiga” y se siga hundiendo con malas relaciones.

DIOS indica que la LUZ y las TINIEBLAS no tienen COMUNIÓN.

DIOS desea que nos APARTEMOS de los hijos de las TINIEBLAS.

A DIOS hay que OBEDECERLO y CONFIAR en su PALABRA.

Bueno, espero haber podido ayudarte con mi consejo.

 

Un Abrazo.

Pablo Simbaña Cabezas.