En la Educación de los Hijos, es fundamental la Comunicación previa y acuerdo de ambos Padres, los dos deben trabajar juntos, Coordinados, En Equipo, en beneficio de  la Educación de los Hijos.

Por lo general uno de los Papis es el “Permisivo” y el otro es el “Autoritario”, obteniéndose como resultado un Hijo apegado sentimentalmente a uno de los Padres y alejado del otro, menoscabando su Formación y Educación.

Cuando se tienen diferencias entre Papá y Mamá, respecto de la manera de Disciplinarles, los Hijos se aprovechan de esta situación para sacar beneficio propio, obteniendo todo lo que quieren, lo cual no es todo lo que les Convienen, desean que las cosas se hagan según sus gustos, siendo el desacuerdo de los Padres, el camino más fácil para sus deseos.

Cuando no existe un Trabajo de Ambos Padres en la educación de los Hijos, lo que consiguen los hijos son:

1.- Salirse con lo de ellos, en todo lo que desean.

2.- Lloran, vociferan y gritan  hasta lograr que uno de los Padres les satisfagan en sus caprichos.

3.- Ponen en enfrentamiento al Papá contra la Mamá.

4.- Creen tener el derecho de hacer lo que quieran.

Date cuenta que, los problemas en el acuerdo de ambos Padres para Disciplinar a los Hijos, surgen porque todavía creen que son Solteros, pero NO LO SON y quieren encargarse de la Educación de los Hijos de una manera Individual, sin contar con el OTRO.

Ahora bien, te voy a dar unos pasos para que sepas cómo realizar un trabajo conjunto de ambos Padres en la Educación de los Hijos.

1.- Asumir la Responsabilidad que la tarea de la Educación de los Hijos es de Ambos Padres.

2.- Sentarse juntos Papá y Mamá para Definir los Objetivos para los Hijos y Cómo lo van hacer de una manera Coordinada.

3.- Educarse en la Disciplina de los Hijos como: La BIBLIA (Libro de PROVERBIOS), Libros especializados, información del Internet, y con  otros Padres que sean Respetables de Confianza y de mayor Experiencia.

4.- Aceptar que en un inicio van a intentar hacer bien la tarea, pero sin embargo van a existir fallas, sea de uno ó de los dos Padres, pues bien hay que aprender de los errores e ir corrigiéndolos.

5.- Evaluar siempre la Educación de los Hijos e ir implementado mejoras, de acuerdo a la edad y al comportamiento adquirido de parte de ellos.

Pon en práctica estos consejos e impleméntalos para beneficios de la  Educación de los Hijos.

 

Un Abrazo.

Pablo Simbaña Cabezas.