Hijo de DIOS

 

No todos somos hijos de DIOS, y los que son, pierden la condición de HIJO de DIOS?

La madre que da a Luz un hijo, sabe que es su HIJO y se preocupa de su educación infantil, más en la dimensión ESPIRITUAL, no es así.

Esta pregunta me la he realizado por mucho tiempo, y me la reveló mi SEÑOR JESUCRISTO.

Sé que habrá muchas personas que no estarán de acuerdo conmigo, y  respeto su opinión.

Por ello es que sólo voy a argumentar el por qué creo que ya siendo HIJO  de DIOS, sea por elección o por conversión, la condición de HIJO de DIOS no se la pierde jamás.

Primeramente  no todos somos hijos de DIOS.

En Juan 1 v 12 – 13, se indica:

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos HIJOS de DIOS; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de DIOS.”

Los que son HIJOS de DIOS por elección, se los menciona en Romanos 8 v 29 – 30.

“Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.
Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.”

La duda está en que si ya es HIJO, pierde la condición de HIJO de DIOS?

Mi humilde opinión es que NO.

Así como un Hijo lleva el apellido del Padre, es hijo hasta la muerte,  con su propio apellido.

ESPIRITUALMENTE hablando, pasa igual. El que es HIJO de DIOS es HIJO por la ETERNIDAD.

Así como en la parábola del HIJO pródigo, contada en la Biblia en Lucas 15 v 11 – 32.

Y  que en resumen, se trata de que el HIJO solicitó a su Padre que le entregue en vida su herencia, le fue dada y la malgastó en bares, bebidas, prostitutas, hasta llegar a comer junto a los cerdos.

Pero cuando se terminó el dinero, se acordó que tiene un Padre y que tiene todo en su casa, y deseaba regresar, aunque sea como un Jornalero más.

Al regresar, su Padre le recibe con los brazos abiertos y le hace una gran fiesta.

Este HIJO, se perdió en el mundo,  pero jamás perdió la condición de HIJO.

Así mismo pasa con aquellos que recibieron en su CORAZÓN a JESUCRISTO, son convertidos en HIJOS de DIOS, y sellados por el ESPÍRITU SANTO para siempre.

El que crea que puede perder la condición de HIJO, le respeto su opinión pero no la comparto.

Lo que pasa es,  que  creyendo ser un HIJO de DIOS y cree perder esta condición, es que jamás es HIJO de DIOS.

Claro está, no quiero decir que un HIJO debe hacer lo que hizo aquel HIJO pródigo de la parábola.

Lo que deseo decir es que, si un HIJO ya tiene a JESUCRISTO en su CORAZÓN, si se lo reveló el ESPÍRITU SANTO, debe  vivir con la más GRANDE BENDICIÓN que le puede pasar a un ser humano o sea FELIZ, agradecido por la GRACIA de DIOS, por su AMOR INMERECIDO porque él escoge o convierte en HIJO de DIOS.

Aunque sufra, pase penalidades, pase lo que pase es un HIJO de DIOS eternamente y para siempre.

El que está en duda es porque no se lo ha manifestado el ESPÍRITU de la VERDAD, o simplemente  todavía no ha sido convertido por DIOS.

Por lo tanto, nosotros los PADRES debemos vivir y mostrarles a nuestros HIJOS en cual está el Camino, la Verdad y la Vida….. en JESUCRISTO y ORAR para que DIOS le revele si es HIJO o lo convierta en su  HIJO.

No es por OBRAS, ni por Religión, ni por Ley, ni por ningún precepto humano que se convierte en HIJO, es por GRACIA, por purito AMOR INMERECIDO de DIOS.

No debe faltar en ningún hogar de Padres responsables con la educación infantil, un letrero que se mencione lo señalado en Efesios 2 v 8 – 9.

“Porque por GRACIA  sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de DIOS; no por obras, para que nadie se gloríe.”

Video Explicativo “Se  Pierde La Condición de HIJO de DIOS?”

 

 

Un Abrazo.

Pablo Simbaña Cabezas.