Disciplina a Tu Hijo De acuerdo a la Maldad

“Querido hermano Cristiano. estimado señor Pablo , el esperar tres o mas veces para decidirse a aplicacarde la disciplina corporal a un hijo o a un hija es tan solo una apreciacion dependiendo esta del tipo de maldad cometida , de la gravedad de la misma y de la consideracion que un padre haga de ella.

Recuerdo un caso en que estando yo en Caracas ,dos muchachos estaban lanzandole piedras a los carros que pasaban por la avenida Libertador , ….

….una piedra lanzada desde lo alto entra dentro del carro a la velocidad que este vaya , si un carro va a 70 kilometros por hora , la piedra entra dentro del auto a la misma velocidad que si usted le tirara una piedra directamente contra el parabrisas estando el carro parado y no en movimiento , usted imaginese que un muchacho de 12 años lanza una piedra contra su carro cuando va usted dentro manejandolo y le da en la frente o a usted o a su acompañante o a alguno de los pasajeros de la parte de atras.

Pues bien yo misma fui testigo del caso en que la policia metropolitana les trajo a estos dos muchachos a sus padres a su casa y les dijeron el porque los habia agarrado , cuando los padres conocieron el caso uno de ellos agarrò la vara y le zurrò las nalgas tan duro a su hijo como lo creyò conveniente , en cambio el otro padre no lo hizo y prefiriò castigarlo sin salir el fin de semana .

A la semana siguiente cuando el muchacho que no habia sido castigado corporalmente por su padre cumplio el castigo se fuè a buscar a su amigo , al que su padre habia zurrado , a su casa pa invitarlo a seguir lanzandole piedras a los carros , pero el mchacho al que su padre habia zurrado no quiso acompañarlo a repetir la misma maldad por la cual su padre le habia puesto sus nalgas a doler con la vara , por lo que lo que hizo su amigo fuè a buscarse otro amigo para seguir con la maldad de tirar piedras a los carros que pasaban por la Avenida Libertador .

Pero la cosa no acabò ahi, la policia lo volviò a agarrar y se lo volvio a llevar a su padre , el cual despues de comprobar que el castigo no-fisico no habia dado resultado decidiò recurrir al fisico agarrò un cable de pvc de los que se usan para extension de enchufes electricos ,lo doblò en dos partes y le zurrò las nalgas tan duro que despues su madre se las tuvo que curar con alcohol pues este padre al no ser partidario del castigo corporal no tenia experiencia en su aplicaciòn y se pasò del lìmite al castigarlo por lo que las nalgas de su hijo sufrieron mas de lo que deberian haber sufrido si su padre lo disciplinara corporalmente cada vez que le cometiera una maldad de tanta gravedad cosa que no hacia por no creer en el castigo corporal.

Yo creo que con este ejemplo poco o nada queda ya que decir sobre la necesidad de zurrar el trasero a los hijos algunas veces a lo largo de su vida cuando es preciso hacerlo, el caso que les acabo de compartir nos dice que a veces la vara debe ser la PRIMERA OPCIÒN y no la ULTIMA , pero este caso no se debe tomar como la regla a seguir sinò como la EXCEPCIÒN a la regla por lo que en nuestro hogar seguimos siendo partidarios de consentir tres veces la comision de la misma maldad antes de recurrir al castigo con la vara .”

Yelisa Camargo

yelisa42@inbox.com

RESPUESTA.

Gracias Yelisa por tu Comentario.

Es verdad que hay ocasiones, en que NO HAY QUE ESPERAR para CASTIGAR.

Una situación es la ADVERTENCIA de una Norma Disciplinaria y esperar hasta un máximo de 2 o 3 veces.

Y otra muy diferente es tener CONSECUENCIAS que pasan lo impensable y en las cuales, no se puede actuar con DEBILIDAD.

El AMOR se lo demuestra CASTIGANDO la MALDAD Manifiesta, se castiga para que no vuelva a cometer la misma atrocidad y no esperar a que suceda OTRA VEZ.

Además los PAPIS deben ya estar Predeterminados a proporcionar el CASTIGO adecuado en el momento adecuado, siempre por AMOR y MISERICORDIA para que no se PIERDA el HIJO.

Para que cambie hacia el BIEN.

Y no esperar a tener IRAS para aplicar el CASTIGO.

Las personas que no son partidarias de lo que dice DIOS en su PALABRA, algún rato caen en la IRA y proceden incontrolablemente.

La conclusión es, castigar con dominio, con responsabilidad hacia el HIJO, no tanto el esperar al número de veces de un hecho, si no el GRADO DE LA FALTA (Primordialmente) y siempre para la EDUCACIÓN del HIJO.

Te Agradezco tu aporte Yelisa.

Un Abrazo.

Pablo Simbaña Cabezas.